domingo, 31 de enero de 2016

Monstruosas criaturas, representantes del gran tamaño en el mar, ámbito éste donde los dinosaurios no se atrevieron a extender su dominio // Invitamos a disfrutar las estupendas imágenes que iluminan didácticamente la descripción de estos colosos

Cazadores terribles y monstruos insaciables

Los Mosasauros y los Tilosauros eran luchadores infatigables e irreductibles. Al final de la Era Secundaria, en el Cretácico tardío, se hallaban en la cúspide de la pirámide zoológica y alimentaria. 

Ni el calamar colosal, ni los tiburones gigantes, ni tampoco ninguna de las variadas criaturas acuáticas de su tiempo, se atrevían a disputarles la indiscutida supremacía, que evidentemente ostentaban en los mares y océanos mesozoicos.

Los primeros fósiles de Mosasauros fueron encontrados en los restos sedimentarios de los antiguos mares, que entonces cubrieron buena parte de Europa. 

Posteriores descubrimientos,evidenciaron que estos vertebrados acuáticos tuvieron un amplísimo abanico de distribución por los océanos mundiales.

Algunos autores han sostenido la existencia de Mosasauros colosales, de 20 metros de largo. Sin embargo, como no se han encontrado registros confiables que lo confirmen, no es posible dar por veraz tal afirmación. 


Dentro de las variedades de esta especie, se ha estimado que el Mosasauro gigante, pudo haber alcanzado, como máximo, 18 metros de longitud corporal. 



Los Tylosaurus  imperaban en la región occidental del continente norteamericano, particularmente en lo que hoy es Canadá y  Estados Unidos, comarcas que durante millones de años estuvieron sepultadas bajo el mar. Otros restos fosilizados de estos animales han sido encontrados también en el Golfo de México.



Su indiscutible señorío, se extendía por todo el gran "mar interior" que entonces cubría gran parte de Norteamérica, desde Alberta hasta Texas.



Masivos monstruos de los antiguos mares

Los Mosasáuridos  (Mosasauros - Tylosaurus) escamosos reptiles con piel diseñada para la velocidad, poderosas mandíbulas dotadas de filosos dientes, musculoso cuerpo y poderosa cola, fueron los amos absolutos de los mares mesozoicos. 

Fueron gigantescos depredadores, que figuran entre los más grandes  que hayan existido.

Su contextura muscular era extraordinaria.Su espantosa boca era inmensa, de unos dos metros de largo, y albergaba dientes afilados y resistentes.

 Cuando mordía con toda su fuerza,ninguna presa escapaba. Y por cierto no masticaba, sino que sus víctimas eran tragadas enteras.

Después, los potentes jugos gástricos, cumplían su función digestiva.


Los mosasauros eran vivíparos,según modernas interpretaciones de sus fósiles. Es actualmente aceptado, que toda su actividad vital, se haya desarrollado siempre en el ambiente acuático. De quedar varados en las playas,muy difícilmente habrían podido zafarse, debido a su aplanada cola.

Eran los amos oceánicos, superdepredadores marinos en el Cretácico Superior ( 90 a 65 millones de años atrás).Sus restos fosilizados han sido encontrados en Europa, Norteamérica,África y Nueva Zelanda.

Tenían por lo general, el hocico largo y lleno de dientes, inclusive en el paladar. Algunos mosasauros tragaban a sus presas enteras, como lo hacen las serpientes (con las cuales estaban emparentados). 

Lograban esto, dado que en la mitad de la mandíbula inferior, contaban con una articulación, que les permitía abrir desmesuradamente su boca, y además, moverla hacia los lados. 

 Otros Mosasauros, (a diferencia de los tylosaurus) no engullían a sus presas enteras,sino  que con sus filosos dientes,desgarraban a sus víctimas en trozos, que tragaban luego,con gran satisfacción. 

Algunos Haynosaurus ostentaban un cráneo enorme, de más de 1,50 metros de largo,y sus poderosas fauces estaban armadas de 60 filosos dientes. 

Su cuerpo estaba diseñado para lograr una gran velocidad y capacidad de maniobra, lo cual, seguramente incapacitaba la reacción defensiva de sus presas.Se ignora hasta el momento,cómo y dónde criaban y daban a luz a sus vástagos.Tampoco se sabe a ciencia cierta, si eran ovíparos,vivíparos u ovovivíparos.

Colosales vertebrados marinos de otros tiempos


Referirse a los reptiles acuáticos gigantes como dinosaurios, no es acertado, dado que no hubo dinosaurios marinos.

Es cierto que ambos existieron durante la Era Secundaria (Mesozoica), es decir, el lapso geológico comprendido entre la Era Primaria (Paleozoica) y la Terciaria ( o  Cenozoica ), pero en ambientes distintos.

Ningún dinosaurio pudo adaptarse a la vida marina. Sin embargo, los océanos mesozoicos bullían de vida, con una amplísima gama de criaturas.

En los océanos, los organismos pueden llegar a alcanzar muy gigantescos tamaños. Efectivamente, el agua hace que no tengan que soportar con sus patas su enorme peso, sus voluminosos cuerpos y sus miles de kilos.


Ictiosaurio saltarín: este reptil con aspecto de delfín, era capaz de dar altísimos brincos en el aire, para sumergirse luego en busca de sus presas.Su cola era bifurcada y su aleta dorsal, impedía que rodara de un lado para otro mientras nadaba

El monstruo de Aramberri




El fósil encontrado en las costas occidentales de México, tiene una longitud estimada entre 14 y 15 metros, y lo  más sorprendente, es que corresponde a un ejemplar "juvenil".

Si aún así muestra tan descomunal tamaño, muchos paleontólogos se inclinan a creer que los adultos, en su etapa de mayor esplendor, superarían los 20 metros, pesando unas 50 toneladas.




"Monstruo de Aramberri" es obviamente, un inquietante nombre para un impresionante reptil acuático,temible y de colosal tamaño, que dominó en los mares jurásicos,unos 150 millones de años atrás. 

A pesar de que los restos están incompletos (se conocen solamente dos ejemplares fragmentarios), no cabe duda de que se trata de un pliosaurio de enorme cabeza (2,50 metros) cuello grueso y fuerte, cuerpo robusto, que impulsaba mediante sus aletas delanteras, dado que las traseras actuaban como timón.



Fue localizado en el estado mexicano de Nuevo León, y al principio se cayó en el equívoco de pensar que se trataba del esqueleto fósil de un dinosaurio carnívoro.

Despejada la confusión, los restos fueron estudiados por científicos locales y posteriormente, por paleontólogos alemanes y franceses de indudable solvencia profesional. 

Luego de minuciosas consideraciones, se concluyó que se trataba de un reptil marino de cuello corto, un Pliosaurio, cuya inmensa boca estaba provista de grandes dientes con los cuales y sin trabajo alguno, atravesaba como el cuchillo a la manteca, el cuerpo de sus víctimas. 




Sus presas eran variadas: peces,tiburones, reptiles marinos de menor talla y otros seres del antiguo mar.

Pero la conclusión más asombrosa se refiere a su edad y a su tamaño, dado que,según los expertos que lo estudiaron detalladamente, se trata de un "ejemplar juvenil" de unos 15 metros. 

Es natural, que en estado adulto, superaría largamente los 20 metros de longitud corporal, llegando a pesar 50 toneladas. 

Estas cifras, estas dimensiones, en cuanto a peso y longitud, lo convierten, evidentemente, en uno de los más grandes monstruos depredadores de los océanos prehistóricos. 

En la costa sur de Inglaterra, otro ejemplar, el "Pliosauroideo de Dorset", habría alcanzado una longitud máxima de 18 metros. 

Vértebras y dientes sueltos, hallados en los acantilados rocosos ingleses, muestran los vestigios de otra pavorosa criatura marina, devoradora y carnívora, un reptil acuático de 22 metros de longitud corporal, y al menos 22 toneladas de peso.

Depredador X

Un cráneo de 3 metros, dientes del tamaño de enormes bananas, y vértebras cervicales grandes como platos soperos ... ; con razón este depredador fue apodado "El  MONSTRUO".

Estos restos son la joya de un descubrimiento científico de primer orden, ubicado en la cadena de islas de Svalbard, entre Noruega y el Polo Norte.

Los restos (más de 20.000 fragmentos) fueron hallados en el hielo, en junio del año  2006, y en gran parte extraídos, en el transcurso del año 2008.

Exhibidos en el Museo de Historia Natural de Oslo, la capital noruega, fueron catalogados como pertenecientes al  Pliosaurio funkei, ejemplar científicamente considerado como "uno de los más grandes Pliosaurios conocidos".

El paleontólogo Jorn Hurum y su equipo, han dejado boquiabiertos a los expertos, al mostrar que no se podía avanzar 100 metros en la zona del descubrimiento, sin encontrar  huesos.

Los especialistas destacan que los hallazgos fósiles "son huesos articulados, ensamblados unos en otros", y no simples fragmentos óseos.

La riqueza fosilífera de esta zona es extraordinaria, pues junto a los restos del monstruoso  Pliosaurus funkei,  fueron encontrados en total, 21 osamentas de Plesiosaurios de cuello largo, 1 osamenta de Plesiosaurio de cuello corto, y 6 osamentas de Ictiosaurios.

En el transcurso del año 2008, paleontólogos de primera línea, estudiaron en detalle, el fósil (que comprendía más de 20.000 fragmentos óseos) de otro Pliosaurio, en el remoto y helado archipiélago noruego de Svalbard.


Este ejemplar también vivió en el Jurásico, tuvo aletas de 3 metros de largo (las paletas de Kronosaurio australiano medían 2 metros) y su inmenso cuerpo en forma lágrima, que lo tornaba muy hidrodinámico, medía seguramente unos 15 metros de largo. 

El descubrimiento de este pliosaurio gigantesco, que desbarrancó del podio a otros colosos, y conocido primero como "Depredador X", también como "el Monstruo" y finalmente como "Pliosaurio funkei", fue acompañado por el hallazgo de otros interesantísimos ejemplares, como Ictiosaurios y Plesiosauros.



Este riquísimo yacimiento fosilífero, verazmente  demuestra que estos inmensos e inquietantes reptiles marinos, habitaron también los mares de Norte, durante la "Era de los Dinosaurios".

Galería de imágenes 1 - General

1-  Brachauquenio :  depredador reptil marítimo del Mesozoico

2-  Brachauquenio atacando a un ejemplar de Tylosaurus juvenil

3-  Liopleurodon jurásico gigante (y su hembra) de 27 metros de largo y 150 toneladas de peso, según se presenta en un documental de la prestigiosa BBC de Londres

4-  Los "saurios marinos" se hallaban en la cúspide de la cadena alimentaria

5-  Brachauquenio atacando a una gran tortuga marina

6-  Pliosaurio de cuello musculoso, poderosas mandíbulas y enormes dientes

7-  Tilosauro, contorneando a una inmensa mantarraya

8-  Plesiosauro, con miembros en forma de "paletas" ; su moteado cuerpo semejaba al de una tortuga, atravesada por una enorme serpiente

9-  Mosasauro ornado con una hermosa cresta, atacando a una enorme tortuga marina

10-  El  DEPREDADOR  X  tragando a su presa ; su capacidad para devorar, haría pensar que, comparado con tal monstruo, el famoso  Tiranosaurio rex  pareciera una criatura casi inofensiva

11-  DEPREDADOR  X ,  cuya mordedura es hoy ponderada como tres veces más fuerte, que la del Tiranosaurio rex

12-  DEPREDADOR  X  ,  actualmente considerado como el predador marítimo más fiero, peligroso, y temido, de todos los tiempos

13-  Mosasáurido a punto de devorar a una mantarraya

14-  Tylosaurus en busca de sus víctimas

15-  El famoso Pteranodón, reptil volador de 9 metros de amplitud alar, en busca de peces, resultaba un apetitoso manjar para los grandes "saurios de mar"

16-  Elasmosaurios de larguísimo cuello :  su longitud corporal en estado adulto variaba entre los 14 y los 16 metros, y algunas variedades llegaban incluso a los 17 metros ; su peso oscilaba entre las 2 y las 9 toneladas

17-  El Quetzalcoatlus, el mayor reptil volador hasta ahora conocido, superaba los 12 metros de envergadura, o sea mayor que un avión biplaza ; cuando sobrevolaba los cálidos y peligrosos mares mesozoicos, también corría el riesgo de ser "engullido" por los "Saurios del Mar"

18-  Mosasauro de potentes mandíbulas, con cola ensanchada, lo que mucho le facilitaba el nado

19-  Elasmosauro

20-  Maqueta de un Plesiosaurio, en posición de ataque

21-  Pterosaurio, reptil volador de la era Mesozoica :  eran frecuentes las envergaduras de entre 8 y 10  metros

22-  Liopleurodón :  recreación artística

23-  Liopleurodón : cráneo fosilizado

24-  Liopleurodón : reconstrucción paleoartística

25-  Liopleurodón, atrapando a su víctima con sus temibles mandíbulas : potencia de mordida estimada en 6 toneladas (dos veces mayor que la del Tiranosauro rex)

26-  Liopleurodón :  con sus enormes dientes de 18 centímetros de largo, muy afilados y alargados, atrapaba y mataba al instante a cualquier presa

27-  Comparando tamaños : Shonisaurus sikaniensis (hasta 23 metros) ; Mosasaurio gigante (18 metros) ; Elasmosaurio  (hasta 17 metros) ; Arquelón  (tortuga de 4 metros)

28- Fósil de Liopleurodón ferox, muy completo :  ejemplar de 4,5 metros de largo, que se conserva en la Universidad alemana de Tubingen

29-  Liopleurodón : reconstrucción de un ejemplar fosilizado de 8 metros de largo

30-  Liopleurodón macromerus, con mandíbulas de 3 metros :  corresponde a un taxón mayor que los anteriores, ubicado en Inglaterra, con 15 metros de longitud corporal y un peso estimado en 50 toneladas ; debió ser un animal demasiado grande para salir del mar, por lo cual se cree que era ovovivíparo, y sus fosas nasales eran diminutas, por lo que debió respirar por la boca ; sus aletas traseras eran mucho mayores que las delanteras, lo cual es un indicio de que sus antepasados fueron reptiles terrestres

31-  Reconstrucción de esqueleto de Tylosaurus, y moderna concepción de su aspecto corporal (figuras A y B), provisto de potentísima aleta caudal, que impulsaba por el agua su musculoso cuerpo, de modo similar al del actual tiburón ; le sigue una reproducción paleoartística de este animal, nadando en el mar y tratando de obtener alimento


32-  Maqueta de Pliosauro, de musculoso cuerpo y potentísima mordida

33-  Visión paleoartística de un Pliosauro

34-  Cuadro comparativo de tamaños: Orca de 8 metros y Pliosaurio de 16 metros, comparados con un ser humano de 1,5 metros

35-  Depredador X  (también llamado el "Monstruo") persiguiendo a un Oftalmosaurio (variedad de Ictiosaurio provisto de grandes ojos)

36-  El "Dunkleosteus" del período Devónico, el rey de los mares de la era Primaria o Paleozoica, pez de plateada armadura, un monstruo que pesaba hasta 4 toneladas ;
dos largas "cuchillas huesudas" (carecía de auténticos dientes) le permitían partir en pedazos a cualquier otra criatura acuática ; además, la presión de su mordedura era fabulosa : 5.000 kilos de fuerza, es decir, el doble de la ejercida por las mandíbulas del gran tiburón blanco

37-  Maqueta que reproduce el aspecto de un Kronosaurio australiano: enorme boca de 3 metros de largo, potentes mandíbulas, grandes y puntiagudos dientes, y longitud corporal del orden de los 13 metros

38-  Pterosaurio, reptil volador piscívoro del período Cretácico (era Mesozoica): al rozar la superficie acuosa, en busca de presas, se exponía al peligro de ser capturado por los "Saurios del Mar"

39-  Lucha de titanes, Pliosaurio devorando a un gran tiburón : en un agil gito, el reptil marítimo le corta el cuerpo al tiburón, luego de una larga contienda

40-  Elasmosaurio de larguísimo y flexible cuello (variedad de 17 metros de longitud corporal), arribando a una lejana costa del mar Cretáceo ; en el aire vuelan dos Pterosaurios 

41-  El famoso depredador Pliosaurus fúnkei, popularmente conocido como
"El Monstruo" y como  "Depredador X", de por lo menos 15 metros de longitud en estado adulto: por sus violentas técnicas de caza, era el más fiero y temido devorador marino de su época


42-  Liopleurodón de la variedad gigante (del rango de los 18 metros en estado adulto): con una terrorífica boca, enorme y llena de dientes, era un temible Pliosaurio del período Jurásico

43-  El "Mosasaurus hoffmani" (período Cretáceo) de 17 metros de longitud corporal en estado adulto: en este animal marino se destacan, su poderoso cráneo, sus formidables mandíbulas, su musculoso cuerpo, sus potentes aletas, sus filosos dientes, su llamativa cresta sobre todo su lomo, y su contorneante cola provista de una aleta en su extremo caudal, el que era su principal órgano de propulsión

44-  Plesiosauro reposando en una rocosa playa jurásica: obsérvese el aspecto del cráneo y la curiosa forma de la cola membranosa

45-  Los Ostracodermos son los más antiguos vertebrados conocidos (son una antigua clase de peces agnatos, hoy extintos): fueron peces sin mandíbulas (entre 60 centímetros de largo y hasta 1 metro) que existieron entre los 500 millones y los 350 millones de años atrás ; su nombre (derivado del griego) significa "piel con concha o caparazón", y su cuerpo estaba cubierto o bien por un escudo óseo o bien por escamas, y con una pesada coraza ; se desarrollaron en agua dulce, moviéndose en el fondo y nutriéndose con los detritus que se iban depositando

46-  Moderna visión paleoartística de un vistoso Plesiosaurio, de elegante diseño corporal, perfectamente adaptado al ambiente acuático: sus aletas le permitían "volar" por el agua, a gran velocidad ; era un ávido devorador de carne, y en su dieta incluía peces y variados organismos marinos

47-  Plesiosauros en una solitaria isla del remoto mar primigenio

48-  Los Plesiosaurios surgieron en el Triásico, y su mayor esplendor lo lograron en el Jurásico: Los vestigios fósiles  de los últimos ejemplares de Plesiosaurios datan del período Cretáceo

49-  Los Plesiosauros nadaban velozmente, al modo de los pinguinos, con la diferencia de que usaban cuatro aletas en lugar de dos

50- Titánica lucha entre dos grandes colosos del mar (según un antiguo grabado del siglo XIX): así eran concebidas estas curiosas criaturas del Mesozoico

51-  En el período Cretácico, las hembras de Plesiosaurios ya daban a luz a sus crías en el agua, según demuestran cabalmente fósiles recientemente encontrados

52-  Maqueta con tamaños comparados, de los grandes "Saurios del Mar"

53-  El famoso "Pliosauroide de Dorset" reconstruido a partir de restos fósiles ubicados en la llamada "Costa jurásica" del sur de Inglaterra ; su talla máxima ha sido estimada en 18 metros ; en la figura se aprecia al monstruo, atacando violentamente a un gran Plesiosauro

54-  Representación paleoartística : Plesiosaurio persiguiendo y devorando cefalópodos ; en la figura se observa que agitaba sus aletas de arriba hacia abajo, de modo análogo a como un ave bate sus alas

55-  Grabado del siglo XIX, representando a un Plesiosauro con cola romboidal

56-  Grabado del siglo XIX, donde se han representado a : (A) un Hesperornis
(ave buceadora) ; (B) un Elasmosaurio de largo cuello ; (C) un Tilosaurio a lo lejos ; y (D) varios reptiles voladores (Pterosaurios) batiendo sus alas, luego de lanzarse desde los riscos

57-  Grabado del siglo XIX:  reptiles voladores del Jurásico (Ramphorincus) con cola terminada en una membrana en forma de rombo (que hacía las veces de timón), sobrevolando a Plesiosauros de grandes aletas y larga cola ; en el grabado también se ha representado a un enorme calamar jurásico

58-  Visión artística de un Tylosaurio crestado y de cuerpo blindado, mordiendo la aleta de un Elasmosaurio (de flexible cuello de cisne) ;
escena del período Cretáceo, supuestamente ubicada en el mar interior que cubría gran parte de Norteamérica

59-  Enfrentamiento entre un Tilosauro (de ondulante cresta) y un Elasmosauro
(de gran cuello y larga cola) ; entonces eran frecuentes los combates entre especies que rivalizaban por engullir presas

60-  Modernísima reconstrucción artística del Plesiosaurus

61-  Otra moderna concepción artística del Plesiosaurus

62-  Antigua concepción del Elamosaurio, usando sus "paletas" a  modo de remos

63-  Representación moderna y actualizada, del ágil nado del  Plesiosaurio

64-  El temido Pliosaurus funkei, monstruo voraz de por lo menos 15 metros de largo y 50 toneladas de peso, en acción de atacar y devorar a un Plesiosauro.

65-  Moderna representación paleoartística de un Kronosaurus (rango de longitud en el orden de los 11 metros) mostrando sus poderosas fauces repletas de dientes:
Se encuentra persiguiendo a variados ejemplares de la fauna marina de fines del Mesozoico ; al fondo se aprecia la figura de una variedad de Tylosaurus (sin cresta) asomando a la superficie de las aguas

Agradecimiento y cierre: Destacamos la invalorable colaboración de los ingenieros Juan Carlos Anselmi Elissalde y Aulo Fernando García Texeira, en las ilustraciones que engalanan este artículo.

Esperando que su contenido haya sido de utilidad y agrado para los benévolos ciberlectores, Brunetto se despide de todos con un fuerte abrazo, y hasta la próxima entrega.

Artículos de este blog con temáticas afines

(301) Domingo 31 de enero de 2016
Terroríficos y singulares monstruos del mar, que vivieron en tiempos de los dinosaurios, se presentaban como un grupo muy diverso de seres devoradores, de enorme tamaño y monstruoso aspecto  --  Verdaderas criaturas de pesadilla, que engullían a sus víctimas con violencia y voracidad, sin contemplaciones y sin miramientos  //  Espléndidas imágenes ilustran gráficamente este informe
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com.uy/2016/01/complementos-nuevos.html

(302) Domingo 31 de enero de 2016
Monstruosas criaturas, representantes del gran tamaño en el mar, ámbito éste donde los dinosaurios no se atrevieron a extender su dominio // Invitamos a disfrutar las estupendas imágenes que iluminan didácticamente la descripción de estos colosos
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com.uy/2016/01/complemento-ultimo.html